La bolera burgos

CONTACTA CON NOSOTROS
Contents:
  1. Las obras de la bolera de El Plantío acabarán en dos semanas
  2. Placer y buen gusto
  3. Histórias de viagem em redor La Bolera
  4. Boleras de bolo palma | grupoavigase.com
  5. Lo sentimos, no tenemos información del menú de hoy.

Si ya eres usuario, accede Si todavía no eres usuario, regístrate Noticias Fórmula 1 Moto GP. Facebook Twitter. El PP arranca motores a la espera de la llegada de Casado y Aznar 0: Unidas Podemos organiza una cena antes de abrir la campaña 0: Ciudadanos abre campaña en La Llana de Afuera 0: Sólo se le escapó el concurso de Trucíos.

Las obras de la bolera de El Plantío acabarán en dos semanas

En total, 17 victorias en una temporada. Fue la primera vez que el pasabolo aspiró a ese prestigioso premio. El año siguiente, , también fue un buen año para El Lobo. Su padre acababa de morir. Artículo del periódico de en el que se informaba de su triunfo en el Campeonato de España. En el país Vasco aparece una nueva generación de jugadores, abanderados por Julio Ortiz El Zurdo que —al igual que quince años antes había hecho Manuel.

Julito era, desde muchos puntos de vista, la antítesis de nuestro protagonista de hoy. Su virtud radicaba en la fuerza con la que empujaba la bola, no tanto en el. Fue aquella de permitir a los jugadores mayores de 45 años elegir categoría, una regla que se acordó por su caso y que tuvo vigencia en el reglamento hasta que la aparición del CINA estableció nueva reglas al respecto. Era un jugador que entrenaba y se cuidaba, metódico, calculador, poco amigo de las distracciones y sobre todo era un gran competidor. Entre y ganó todos los Campeonatos de España, menos uno, y pasó a ser el nuevo referente del mundillo bolístico.

Ni que decir tiene que los desafíos entre ambos no se hicieron esperar, y algunos de los enfrentamientos que mantuvieron entre y son sencillamente Historia del pasabolo.

De este particular peonato de España de la categoría. Su esposa Asunción. El caso es que su presencia en las boleras en la segunda mitad de los 80 había sido sólo testimonial. Llegó la época de los reconocimientos, y aunque en vida éstos no fueron muchos, si que hubo un día clave. El 7 de agosto de En esa jornada tuvo lugar un homenaje, organizado por amigos, y que ya había debido aplazarse meses antes, en febrero, porque fue avisado de urgencia para realizar el trasplante que tanto precisaba.

Allí, muy. Nuestras dudas se disiparon desde el primer momento. Con Rafa Gutiérrez como cómplice, las puertas del que sigue siendo hogar familiar de los Llamosas en Gibaja se abrieron de par en par para nosotros. Acudimos a la cita con la familia un tanto temerosos de contribuir a remover recuerdos do-.

Placer y buen gusto

Asunción y Palmira nos hablaron de la otra cara del Lobo, de sus trabajos para sacar la familia adelante, de su falta de tiempo libre, de aquella cerveza helada que a punto estuvo de acabar con él y que tanto tuvo que ver con sus problemas de salud posteriores, de la caza y la pesca del sal-. Por todo ello, por abrirnos su casa y su vida, gracias Asunción y Palmira. Sí había amigos, trabajo, juegos y también pasabolo, mucho pasabolo. Con los bolos en el aire después de una buena tirada, yo oía decir: Mi padre me propuso bajar a Laredo a ver el concurso de San Lorenzo en el cual participaba el Lobo.

Había mucha gente amontonada alrededor de la bolera. El caso es que me voló por los aires, y aunque no me rompió nada, perdí el conocimiento y un curso en el colegio por las repetidas migrañas que me ocasionó durante meses. No conocí al Lobo aquel día. Quien me iba a decir que unos años después sería su compañero de equipo y de parejas. En los dos años que competimos juntos casi hicimos pleno.

Conseguimos los dos campeonatos regionales, ganamos un campeonato de España y quedamos segundos en el otro. Por equipos fuimos también casi invencibles, ganando dos ligas disputadísimas jugando contra grandes escuadras. Como un tiro. Nuestro protagonista, mientras, giraba su cadera y cintura 90 grados, aspecto habitual en los jugadores de primera. Ambos movimientos provocaban que la bola llegara casi hasta el pañuelo de los 4 picos que habitualmente el lobo lucía en la cabeza. Para hacernos una idea, este movimiento si tiene un cierto parecido al que realiza hoy en día Gustavo Alonso.

Siempre inclinado hacia adelante, como queriendo llegar pronto al tablón.

Big Bolera

La bola estaba perfectamente colocada en la tabla, los bolos salían juntos, preciosos y muy, muy lejos. No quiero entrar en el debate de si él ha sido el mejor de todos los tiempos. Nunca sabremos si fue el mejor.

Histórias de viagem em redor La Bolera

Así jugaba a los bolos Manuel Llamosas. Es posible que con el paso del tiempo se nos hayan podido olvidar algunos aspectos de Manuel, su palmarés, sus malos días, detalles de sus éxitos y derrotas, etc.

David jugando en la bolera de burgos al DDR - 1

Nadie ha tirado, ni antes ni después de el lobo de la forma que él lo hacía. Nadie ha ejecutado una coreografía tan armónica y perfecta como la suya.

Boleras de bolo palma | grupoavigase.com

Sin moverse del sitio, su tronco volvía a erguirse y la bola volvía a subir hasta el pecho. A partir de ahí, todo el cuerpo de Manuel salía. Pocas veces el Pasabolo tuvo tanta repercusión. Texto por Noé del Río. Recurre a su realidad económica y familiar para deshacerse del compromiso económico Hoy en día sería una cifra superior a los 6. Texto por Naiara López y David del Río. Los bolos no quedaron ajenos a esta tendencia.

Volvamos, como hicimos en el primer capítulo, al valle de Mena para comprobarlo. En un autor local, J. Bustamante Bricio, escribía en su libro "La tierra y los valles de Mena": El que narra llegó a conocer nada menos que tres en Villasana, y en el valle, las de Las Casetas, Paradores, El Berrón, etc, prueba evidente de que este deporte era el pasatiempo favorito de la generación anterior a la mía Entonces si, de nuevo las boleras recuperaban parte del esplendor perdido y de nuevo volvían, durante unas pocas.

Se tiraba una perra al aire para conocer quién comenzaba tirando. Cada tirada se iban contando y sumando en voz alta los tantos. El que perdía pagaba en la cantina. Llegado septiembre, de nuevo el abandono se cernía sobre ellas, en el mejor de los casos, hasta el año siguiente. Esta tendencia a la estacionalidad es la tónica dominante en algunos pueblos de Burgos y Valderredible todavía en nuestros días. Llegaba un andaluz de los pinos y al entrar en el juego bolera de los chavales vio correr una bola, le dio una fuerte paLas conversaciones y documentatada como si fuera un balón.

Bolera abandonada de Quintana amigos informantes recuperar en su de los Prados, que acogió en su moEl de los mayores estaba a la salida memoria el recuerdo de antiguas bomento competiciones importantes. Había de los pueblos burgaleses de estas comarcas.

Los mozos jugaban casi todos los días. Los que facilitamos a continuación no es exhaustiva. No pocasados, los domingos después de la misa por la mañana dría serlo ya que -como hemos indicado- son seguray después del rosario por la tarde. Se echaban partidas y mente cientos los carrejos que existieron a lo largo del desafíos.


  1. granada dating.
  2. hombre soltero busco novia.
  3. conocer mujeres en pachuca hidalgo;
  4. habitaciones en getafe;
  5. mejores sitios para ligar.
  6. ÚLTIMOS POSTS EN EL FORO....

Había partidas de uno contra uno, de dos contra siglo XX. Franco, 17 - Tel: Esta anécdota permanece en la me- Bureba: Barrios de Diaz Ruiz, Llano moria de muchas personas, pues de Bureba, Bustos de Bureba, Briviesca por entonces este personaje era una leyenda también al otro lado del - Espinosa de los Monteros: Espipuerto de Los Tornos. A propósito nosa, Quintana de los Prados de la gran implantación del pasa- Valle de Lora: Sargentes, Valdeajos. Agüera de dicho valle, don José Ibarrola.

Este Montija, Bercedo, Noceco hombre viene realizando una gran labor investigadora y de divulgación - Oña: Oña, Pino de Bureba, Cornude las tradiciones locales, labor que dilla se ha plasmado ya en la publicación - Rudrón: Sedano, San Felices del Ru- Portada del libro "El juego de bolos de dos libros recogiendo muchos drón, Orbaneja del Castillo en el valle de Mena" de José Iba- aspectos de dichas tradiciones. En rrola, todavía no publicado.

Lo sentimos, no tenemos información del menú de hoy.

Sin - Valle del Tozo: Iba- Valdelucio: Era el deporte autóctono preferido, - Valle de Manzanedo: Cidad de Ebro aunque ahora ha desaparecido completamente. Dejó de practicarse aproximadamente en ". Quincoces de Yuso mando que "En todos y cada uno de los 50 pueblos del - Valle de Valdebezana: Bezana, Soncillo, Herbosa, Ar- valle existió bolera". Villarcayo mente todos los del valle. Cada una de ellas fue im- cencias de jugadores de pasabolo, y en la cifra se portante en su pueblo o en su municipio, como lugar de había disparado hasta los practicantes federados, si esparcimiento y de ocio.

Bolera de Noceco estado actual en la que se jugaba una curiosa modalidad de pasabolo. Tambien este sistema de juego desapareció. En la foto puede apreciarse el lamentable estado actual de la bolera de Noceco. Una partida de bolos tras la misa. Pudimos ser testigos de una entretenida partida de biga, a la que acudió todo el pueblo. Creemos que es un testimonio muy bonito para cerrar este reportaje, simbólico de que, por fortuna, en algunos lugares de Burgos nuestra tradición se conserva aun en nuestros días.

Sin embargo, es seguro la existencia en aquellos años de boleras en activo en Burgos-ciudad, Noceco, Agüera, Espinosa, Quintanaprados y varias en Valdelucio, Tozo y Mena. Fe de erratas: Ello nos sirve para mostrar la versatilidad de nuestro deporte. Esta variante consiste en jugar a contar la altura que alcancen los bolos. Esa curiosa modalidad se jugaba en Noceco, cerca de Bercedo. Dicha malla se situaba aproximadamente en la raya de 30, y los tres bolos se estrellaban contra ella.

El lugar en el que impactaban era el que determinaba el valor de la jugada. Boleras de Burgos Un caso aparte: Pero el caso del Valle de Mena es especial. Él mismo se preocupó de preguntar en todos y cada uno de las 50 entidades de población del valle, y en todas la respuesta fue la misma: La relación es la siguiente: Desaparecieron en la década de los Situado en el curso medio de río Asón, eje junto al Agüera de la actividad pasabolística en nuestra región, no es de extrañar que una vez que el Pasabolo se extendió a principios del siglo XX, en este municipio existieran ya nueve boleras documentadas en 1.

Poco a poco, el Pasabolo se fue recuperando y como en muchos otros pueblos, la campa aledaña a la Iglesia fue el principal punto de actividad, especialmente en aquellas partidas dominicales después de la Misa Mayor. Este fue el caso de la bolera junto a la Iglesia de San Andrés, en el centro de la villa rasiniega. Hasta tal punto fue la valía de Miguel y Mero como jugadores que en 1. Se llegaba a comienzos de los años 70 a una época dorada del pasabolo en el municipio de Rasines. La Historia del Pasabolo en Rasines da un giro en En los primeros años, la riada ocasioen el año siguiente, 1.

El trabajo La Edilla, ya que la de San Andrés incansable de tantos colaboradono tenía las dimensiones necesares fue el motor que impulsó la rias para las siete rayas. En San evolución de la bolera. Pepín Acebo y Miguel Andrés. Angel Pico. Aga- tividad, incluso en invierno. Por Mari Corea y Juanjo Barquín.

Entre todos ellos supieron imprimir una huella que es indeleble hasta nuestros días en esta peña, y que no es otra que la que habla de señorío en las boleras y deportividad, siempre con valores como la promoción del pasabolo y la amistad como estandarte, tanto entre los componentes de la Peña como con los adversarios. La Peña Transportes Maritina estuvo en La Edilla durante tres años, dos de ellos en Liga Nacional, realizando buenas campañas en este periodo. El Lobo en el tire de La Edilla, a finales de los años Foto cedida por Asunción Vda. De El Lobo. No es de extrañar por tanto, que al año siguiente, 1.

Siguiendo con nuestro En ese año la Peña relato, en 1. PP Ruahermosa de Rasines en la misma con los mejores de la categoría por entonces, mano de Urbano Gordón. Todos ellos, en perfecta comuespecialmente con San Ginés, Transportes Maritina y Vi- nión, como siempre ha sido en esta peña, han llevado al llar. En otras cuatro ocasiones 2. Entre 2. A la plantilla mencionada se unió en Bruno Poma- minación, reforma de la caseta de anotación y de la sede res, jugador de ascendencia rasiniega y que dio sus pri- social, ampliación del tire, etc.

Urbano Gordón en 2. Bruno Pomares — David Gómez en 2. Jaime Caballero en 2. De la Peña. David Gómez A. Ricondo en 2. Andrés Flores 1. Eduardo Helguera 1. Urbano Gordón A. Vicente Martínez 1. Urbano Gordón G. Parada, de Valle de Villaverde. Un detalle para acabar: Particularizar en Ana Mari Castillo, Ascen Canales, Merce Ares, Berta Francos, Pili Arriola y Aurora Arriola, sin cuyo trabajo esta bonita historia que hoy nos ha hablado de deporte y amistad, sin duda ejemplo a seguir, no hubiera sido posible.

Un jovencísimo campeón se retrató con algunos de los grandes rivales de los años Montañeses y vizcainos compartiendo camaradería. Texto por: David del Río. Texto por Michel del Río. Un lanzador de jabalina no basa todo su entrenamiento en repetidos intentos con la lanza, su cuerpo no lo soportaría y tampoco estaría totalmente preparado para ese esfuerzo repetitivo. Por lo tanto, creo que se puede asegurar que para ser un gran pasabolista, no solamente debemos tirar bolas una o varias veces por semana.

Posiblemente la salida nocturna le haya dejado algo tocado, pero no nos engañemos, el año anterior le ocurrió lo mismo, en las mismas boleras. Si eres de esos pocos que van sobrados en brazo y no tienes problemas para cubrir las rayas, enhorabuena, no te vuelvas loco intentado hacer cosas raras, dedícate a pegar bolas. Pero si formas parte de la gran mayoría, de los que siempre te faltan unos bolitos para superar el siguiente corte, busca esa manera de ganar bolos, ponla en la tabla.

Cuando creas que puedes hacerlo, cambia y haz lo mismo al otro lado. Después pisa normal en el tiro y pega la bola en el centro, pero cambia un poquito la dirección para que los bolos salgan hacia el lado que habías escogido.


  1. mujeres solteras west palm beach.
  2. conocer personas alemanas.
  3. Planes con niños en Madrid para los que se quedan en Semana Santa.
  4. 001.- 1914 aprox. - Tomas y Andrea.

Si eres capaz de hacer esto y controlar la dirección de la bola, ten por seguro que tienes dominado este deporte. Los mejores brazos se colocaban ya en las primeras posiciones, realizando buenas jugadas. En cuarto lugar David Céspedes de la Peña Lusa con 1. En quinta, sexta y séptima posición, con 1. El corte en esta tirada matinal se situó en 1. El jugador de la Peña Lusa David Céspedes conseguía también la misma jugada de 1. Oscar Carreras conservaba su tercer puesto con unos buenos 1.

Luís Arce haciendo 10 bolos menos que por la mañana mantenía su quinto puesto. Urbano Gordón de Ruahermosa hacía 1. Urbano, con una fenomenal tirada de 1. Oscar, a pesar de sus 1. David Céspedes con 1. Y Oscar Carreras con una jugada de 1.