Senderos costeros cantabria

Contents:
  1. Conoce Cantabria
  2. Tres paseos de mar y montaña en Cantabria
  3. Senderismo en Costa de Cantabria
  4. Tres paseos de mar y montaña en Cantabria | El Correo

Tomamos como referencia la playa de El Sable de Arnuero. Empezamos a andar por pistas asfaltadas en dirección contraria a la playa ganando un poco de altura en dirección al barrio de Argumoso y evitando llegar al camping.

Conoce Cantabria

Intentamos seguir la calle principal evitando derivaciones. Cuando llegamos al muro delimitador del mismo podemos explorar el pueblo, que tiene un casco antiguo de cierto interés, pero hoy optamos por seguirlo hacia la derecha en dirección a la playa de la Arena. Ganamos un poco de altura y seguimos la nueva pista en dirección noroeste evitando de nuevo las derivaciones. Frente a nosotros vemos la ría y el cabo de Ajo en el que se distingue su faro. Casi al final del descenso llegamos a las inmediaciones de un camping. Al llegar a la altura del seto que lo limita vemos un camino que nace por la izquierda.

Bordeamos el seto del camping y giramos hacia la izquierda cruzando una pequeña finca particular.

Buscando en los cruces la opción izquierda llegamos a un punto desde el que se tiene una bonita vista de la playa de La Arena y la ría de Ajo. Empezamos a andar por el típico sendero que bordea la costa.

Tres paseos de mar y montaña en Cantabria

Superamos una valla ganadera gracias a una escalera a tal efecto desde este punto tenemos una señalización algo parca. Vamos ganando altura con vistas a la punta cueva Colina. Una derivación permite bajar a la misma, donde existe un punto de observación de aves marinas. Una vez en Helgueras 0h. XVII , que utilizaba las mareas para su funcionamiento. El camino, que luego se abre, sube hasta una bifurcación junto a una casa verde 0h.

Senderos costeros de Ribamontán al Mar

Siguiendo por la derecha el de la izquierda los utilizaremos para el descenso , la ruta no tiene ya pérdida. Siguiendo el camino, que da un amplio rodeo, en pocos minutos estaremos en la cumbre del Brusco 1h. Para volver completamos la vuelta al Brusco siguiendo un desvío a la izquierda que hay en la pista un centenar de metros antes de la cima. Tomando a la izquierda todas las bifurcaciones que hay en un primer tramo de tala, desembocamos en una pista que nos devuelve a la casa azul 1h. De nuevo en Helgueras 2h. El monte Buciero es una peña caliza cubierto de encinares a cuyos pies se ha desarrollado la villa de Santoña.

La historia y el hombre lo han poblado de fortalezas y faros, que suelen visitarse en un agradable paseo circular que rodea toda la montaña.

Menos conocida, y no por ello menos reconfortante, es la posibilidad de ascender a su cumbre. La excursión comienza en el mismo paseo marítimo de Santoña. Hay que dirigirse al final del mismo, junto al campo de rugby, y ascender por una escalinata de piedra hasta el Fuerte San Martín, antigua fortaleza costera para la defensa de la villa reconvertida hoy en centro sociocultural. En este punto cogeremos a la derecha un sendero que sale a la despejada ladera y la remonta sin miramientos hacia la antecima.

Pronto distinguiremos el vértice cimero. Para llegar a él deberemos bordear por la izquierda un tupido encinar y, una vez alcanzada la base de la peña, buscar una corta y empinada canal. Pero esta circunstancia ha sido probablemente también su sentencia de muerte montañera. Tan estratégica situación fue aprovechada hace ya años para ubicar en su punto culminante, el pico Len, un repetidor de televisión y, aprovechando la carretera construida, el Monumento al Indiano, conocido popularmente por los santanderinos como el Pirulí.

Me puedo pasar las horas muertas viendo las olas romper contra el acantilado eso sí, mucho cuidado dónde te pones. Tiene que ser un complemento perfecto a la montaña. Buceo, senderismo y frontón Bonita la zona de Buelna, hay una cueva interesante en la playa de Cobijeru, aunque prefiero Pendueles, que tiene unos bajíos buenísimos para molestar a los pulpos Vamos a ver, te pongo mis comentarios.

No conozco el Aila, aunque tal como iba yo es probable que haya pasado por ahí y no sepa ni cómo se llama. De todas formas me parece imperdonable hacerlo en verano, con el mar tranquilo pierde todo su encanto, eso y las muchedumbres que te encuentras en las playas Como crítica general, ya te digo que la ruta se aleja demasiado de la costa, y sobre todo las playas ni las pisa. Te cuento cosillas de los tramos que conozco. Por dios, hay que asomarse a la Punta de la Ballena, luego la subida a Candina se puede hacer directamente desde la playa, ese tramo es espectacular, aunque supongo que lo conoces.

También es interesante subirse a la peña que hay en la Yesera.

Senderismo en Costa de Cantabria

No dejes de visitar la isla de Pedrosa, tiene mucho encanto decadente, y las marismas blancas y negras de Astillero. De ahí a Santander te lo puedes saltar. La costa norte es muy guapa, aunque tiene mucha chabola, y tramos acondicionados. Costa Quebrada: Qué te voy a contar que no sepas. También te recomiendo que te acerques a la Picota, tiene uno de los mejores atardeceres de Cantabria.


  • oferta riviera maya agosto?
  • maduras sexo valencia.
  • zapatillas new balance hombre solo deportes.
  • club de mujeres solteras miami?
  • sitios de citas en internet gratis.
  • mujer busca hombre para casarse en peru.
  • ver online hombre soltero busca;

Para llegar desde Boo es como dices: De ahí a Suances es un infierno, tienes que irte hasta Barreda para cruzar, así que mejor terminas ahí la etapa o haces dedo. Para mí, lo peor, con edificios al borde del acantilado, cierres ilegales, perros de presa Una vez que sales de la parte chunga empieza lo bueno: Playa del Sable, Santa Justa Puerto Calderón también me gustó, para cruzar tienes que atravesar los bloques de piedra que hay por abajo, un día que se me hizo de noche intenté salir por arriba y las pasé putas.

Para hacer con marea baja, puedes recorrer las dos playas y el tramo de acantilado creo que tenía bastante lapiaz. San Vicente: Desde ahí hay unos bajíos entretenidos de andar. De ahí vamos a las ensenadas de Fuentes y Berellín Prellezo , que son guapísimas, aunque recuerdo que la subida desde Berellín hacia el Oeste estaba muy cerrada, es mejor subir por la carretera. Toda esa zona hasta Pechón también promete mucho, aunque parece bastante entretenida si vas por la costa.

El Aila es un arenal de marea baja, y que tiene bastantes bajíos con mucha vida.

Tres paseos de mar y montaña en Cantabria | El Correo

La bajada no es buena, pero merece la pena. Abajo hay cuevas, formaciones rocosas muy bonitas y a nivel piedras debe ser importante porque a veces he coincidido con gente interesada en minerales que venían a taladrar. Encima, en marea baja se ven los restos del proyecto maldito del Puerto de la Soledad. Lo dicho, tiene su dificultad, pero merece la pena. Otro lugar que me encanta son los acantilados de Llaranza, entre Langre y Loredo.

Prepara tu viaje

Una vez abajo podemos seguir la línea de acantilado hacia Loredo, que hay mil pozas, y el intermareal es de lo mejor de Cantabria. En marea baja, aunque haga un mar de mil demonios, se quedan unas piscinas naturales espectaculares, mientras rompen ves olas de muchos metros al otro lado, y ves las islas de Santa Marina y Mouro. En fin, impagable. De los sitios que me comentas: Y para rutas da mucho de sí, sobre todo con Candina y Liendo que tiene historia y senderos a tope.

Vas en verano y te dan ganas de lanzar una bomba atómica.